14/07/2015 News / Los gobernantes hacen cada d’a menos caso a las demandas de los ciudadanos

Los gobernantes hacen cada d’a menos caso a las demandas de los ciudadanos

Culture and Spirituality, Environment, Sustainable Development, 14/07/2015

Hace diez años fue reconocido con el Right Livelihood Award por proteger el ambiente y el patrimonio de su tierra natal. Cumplirá 75 años el viernes, liderando la defensa del Cerro del Fortín, área natural protegida y símbolo de Oaxaca amenazado por una obra del gobierno estatal.

“En la última década se tiraron miles de árboles, el agua está más contaminada y el aire es peor. Tampoco se ha arreglado el problema del transporte, que tanto contamina en Oaxaca, porque ningún político ha tenido la voluntad o valor para enfrentarse con esta problemática”, aseguró Francisco Toledo a diez años de recibir el “Premio Nobel Alternativo”. Fue precisamente en el año 2005 que la fundación sueca Right Livelihood Award otorgó este galardón al artista plástico “por dedicar su tiempo y arte a la protección y valorización del patrimonio, el ambiente y la vida comunitaria de su tierra natal”. A días de su septuagésimo quinto aniversario, Toledo expresó que este reconocimiento internacional es muy importante para él y para todos aquellos que “defienden lo poco que se puede”.

Pese al desalentador balance, Toledo reconoció que en ese mismo período se han realizado importantes proyectos en Oaxaca, como “el rescate del ex convento de San Pablo -a cargo de la Fundación Alfredo Harp Helú- hoy convertido en centro cultural y de investigación. También están construyendo el Archivo General del Estado, que fue una idea del Pro Oax”, Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca, que él mismo fundó hace casi treinta años.

Junto al Pro Oax, Toledo encabeza actualmente el movimiento para proteger el Cerro del Fortín, principal pulmón de la capital del estado, que se ve amenazado por la construcción del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO) impulsado por el gobierno. En distintas oportunidades, Toledo manifestó que este proyecto debe edificarse fuera del Centro Histórico de la ciudad, en una zona donde no afecte el patrimonio natural y su edificación no cause un impacto visual en el Cerro. Por alzar la voz, el artista plástico fue agredido verbal y físicamente en más de una ocasión, sin embargo asegura que no abandonará la defensa de este símbolo oaxaqueño.

El pintor mexicano consideró que “los gobernantes trabajan para la destrucción, hacen puentes a desnivel y presas gigantescas, parece que el cemento es el que manda”. Toledo explicó que muchas organizaciones en Oaxaca están en las mismas condiciones del Pro-Oax: “se grita mucho y se logra poco. Es que los gobernantes cada día hacen menos caso a las demandas o inconformidades de los ciudadanos. Nos encontramos con gobernantes que reviran: se hace porque se hace, y ya. Como dicen comúnmente, se pataleó y san se acabó”.

El artista que el 17 de julio cumplirá 75 años de edad continúa creando obras de arte, al tiempo que defiende el patrimonio de su Oaxaca natal, sin olvidarse de seguir alimentando los espacios culturales que fundó hace décadas, como el

Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) y el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa).

Acerca de su cumpleaños, Toledo anticipó que no habrá festejo: “¿qué hay que celebrar? No debería celebrarse nada en este mundo tan atroz y caótico”, dijo, y seguidamente aseguró que saldrá de la ciudad para que no lo celebren. “Pues cuando se llega a 75 años, está uno aburrido de fiestas, de tomaderas, de felicitaciones, es un día más”, acotó.

Con la colaboración de Regina Mejía de Sabina

The Press release is available in Spanish.